Resultados 1 al 2 de 2
  1. #1
    Usuario Foroaviones
    Registro
    02 oct, 10
    Ubicación
    Palma de Mallorca
    Mensajes
    1,709

    La guerra de las aerolíneas 'low cost'



    - Nacimientos, quiebras y compraventas jalonan el sector de las aerolíneas 'low cost'.

    - No todas logran hacer magia en sus estructuras de costes, y algunas, incluso veteranas, caen presas de la cada vez más feroz competencia.

    En un lapso de dos semanas, la aerolínea reina del*low cost, Ryanair,*ha vaciado el espacio aéreo europeo de 20.000 vuelos para los próximos seis meses. Este hecho insólito ha constituido su mayor crisis hasta el momento y puesto en evidencia que en un mercado tan competitivo, con estructuras de costes tan ajustadas y en época de escasez de tripulaciones cualificadas, cualquier fallo se paga.

    No obstante, lo que podría haber supuesto el comienzo del fin para casi cualquier aerolínea -sin esos costes ajustados al milímetro-, tocará levemente a la irlandesa pero no la herirá. Su propio consejero delegado, Michael O'Leary, cifró las pérdidas por sus primeros 2.000 vuelos cancelados (los de septiembre y octubre) en 25 millones de euros,*«un desastre» pero «razonablemente pequeño»*en el contexto de los más de 2.500 vuelos que opera la aerolínea cada día.

    Dejando de lado las posibles multas si las autoridades aéreas comprueban vulneraciones de los derechos de los pasajeros -en España la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa)*podría imponerle dentro un año hasta nueve millones de euros- la eliminación de algunos vuelos para la temporada de invierno podría incluso haberle beneficiado. Y no sólo porque Ryanair haya certificado ya que con las anulaciones de septiembre*ha mejorado su puntualidad hasta situarla en el 97%, lo que de por si ya redunda en un recorte de los costes.

    Algunas fuentes del sector valoran la posibilidad de que, dado que la mayoría de los vuelos cancelados no forma parte de las rutas con mayores tasas de ocupación de Ryanair y teniendo en cuenta que los criterios de rentabilidad en el sector pasan por llenar los aviones para optimizar gastos varios como el del combustible,*la maniobra le habría podido granjear un ahorro.

    Aerolíneas cifras

    Salvo que el hecho se desmadre y la aboque a una nueva crisis de imagen como la que le ocasionaron temas como ir justo de carburante o el trato poco correcto a los pasajeros -a la que puso fin hace alrededor de tres años su actual director de Marketing-,*no le dará a alas a la competencia. Al menos de momento. Su cancelación masiva no supondrá beneficios significativamente reseñables a largo plazo para sus competidores, más allá de la obtención por parte deNorwegian Air Shuttle de los 180/140 pilotos fugados de la irlandesa.

    De entrada, Willie Walsh, consejero delegado del grupo IAG -British Airways, Iberia, Vueling y Air Lingus- aseguraba el jueves que la capacidad «para adaptarse a los cambios» de Ryanair le podría ayudar a salir incluso «reforzada» de las cancelaciones porque*podría optar por reformar su modelo de negocio. Eso «la haría aún más competitiva», reconocía acongojado. Y es que el mercado es tan competitivo que el rey es quien logra la mejor reducción de costes.

    En este espacio aéreo aún por convertirse en Cielo Único Europeo, unas aerolíneas nacen y otras desaparecen. Y*el mercado de las de bajo coste está en un momento candente, que nadie quiere perderse.

    En la América de hace 30 años los vuelos a mitad de precio iniciaron lo que hoy conocemos como fenómeno*low cost. Entonces sólo era una promoción, un modo de elevar las ventas dándose a conocer entre población poco o nada acostumbrada a volar. Hoy se ha transformado en*el principal mercado de la aviación en Europa, y en el mundo.*Y en él se libra una lucha sin cuartel por arrogarse cuotas de mercado a casi cualquier precio. Principalmente porque los precios bajos en el sector casi se dan por hecho.

    'Low cost' pura sangre

    Ryanair e easyJet, las dos grandes del mercado, eran a mediados de los 90 un germen que las aerolíneas tradicionales no vieron como auténticos competidores.*La irlandesa baraja cifras hoy de 110 millones de pasajeros anuales*(dato de 2016), mientras que easyJet -la segunda en público en Europa-, cuenta 80 millones. Ambas con estructuras de plantilla muy livianas, aunque con divergentes modelos de contratación laboral.

    También Vueling nació*low cost*pero encontró luego el modo de competir en una mejor posición de fuerza uniéndose al holding IAG.

    Con un negocio netamente*low cost, las dos grandes comenzaron operando -como es de rigor en su modelo- en aeropuertos secundarios y destinos directos entre ciudades.*Con precios imbatibles crearon «una demanda que antes no existía», reconoce el director general en España de easyJet, Javier Gándara. «Esa fue una parte muy importante del éxito del modelo de bajo coste». Así incrementaron un pastel que obtuvieron de*restar viajeros al tren o el autobús*y de posibilitar viajes en avión a quienes aún no volaban o hacerlo más frecuentemente.

    Ya con ese éxito bajo el brazo, el filón de clientes dispuestos a pagar un poco más por volar desde aeropuertos principales las situó en estos. Eso incidió más en la distancia que en cuanto a beneficios comenzaron a marcar respecto a las aerolíneas tradicionales, que*respondieron ajustando sus costes con la creación de filiales*low cost.

    Las sucesoras o lo híbrido

    Iberia Express, Eurowings, Transavia... nacieron en respuesta a las demandas del mercado. Grandes aerolíneas europeas habían optado por aunar esfuerzos y formar los tres grandes grupos del panorama actual -IAG, Air France-KLM y el grupo Lufthansa- y, con el fin de sobrevivir a la crisis y hacer frente a la feroz competencia de las*low cost, no tuvieron más remedio que sanearse y ajustar sus costes.

    La creación de filiales*low cost*fue la opción escogida para mejorar las cifras de las matrices. A ellas trasladarontripulaciones con costes laborales menores, lo que, entre otras cosas y*grosso*modo les permitió ofrecer precios competitivos para ganar o recuperar clientes.

    Parece que fue hace mucho pero hace apenas unos cinco años que nacieron realmente estas aerolíneas que, en general, tal y como señala Iberia Express,*desarrollan un modelo híbrido: «Nutrimos de pasajeros el largo radio de la red Iberia pero podemos competir en el corto y medio con el*low cost*neto, y a la vez ofrecer un servicio diferenciado».

    Futuro en la distancia

    Y entonces, cuando el largo radio era el reino exclusivo de las aerolíneas tradicionales, Norwegian vio la viabilidad de trasladar el modelo*low cost, salvando las distancias, a los viajes intercontinentales.

    Les dio pie a un pedido de nuevos aviones más eficientes cuyo menor consumo y mayor ligereza*les ha permitido ampliar la capacidad por aparato*-más número de asientos-, y, por tanto, un mayor rendimiento. Pero «la gran ventaja es poder operar vuelos punto a punto, es decir sin escalas», señala el portavoz de la aerolínea noruega en España, Alfons Claver, puenteando los*hubs*-centros aeroportuarios de conexiones-, que elevan los costes de la operativa.

    En esas distancias es más complicado sacar partido a los aviones para potenciar la rentabilidad, pero Norwegian ve una ventaja en poder ser*la mejor opción tanto para el pasajero vacacional como para el de negocios, dado especialmente la reducción en los presupuestos destinados a viajes por parte de las empresas.

    «La paquetización de los servicios», es decir, que cada cliente escoja con qué comodidades viajar y pague en función de ellas pero partiendo de un precio bajo, es dónde la escandinava sitúa su gran ventaja. El potencial de este mercado ha atraído a otras, como Wow Air.

    Recién nacidas y sin equipaje

    Ante este desafío, IAG no quiso perder tiempo. Hace medio año creó una marca que opera la compañía Iberia y que compite en tarifas y algunos destinos de larga distancia. A ella aporta -a falta del avión eficiente operado por Norwegian- la experiencia de años como aerolínea intercontinental, líder hacia Latinoamérica,*un mercado en el que la noruega ya ha comenzado a implantarse.

    Tampoco Air France-KLM ha querido quedarse de brazos cruzados y arriesgarse a perder el tren del largo radio a bajo coste. Y, aunque ya contaba con la filial*low cost*Transavia, ha lanzado la marca Joon, que anuncia vuelos de media y larga distancia.

    Level tiene vocación de aerolínea, mientras que sin haber iniciado aún sus vuelos el objetivo de Joon es más difuso, perosugiere una nueva forma de operar en mercados, conquistados o nuevos, con menores costes.

    ¿Crecimiento=supervivencia?

    Sin más ideas innovadoras por el momento, todas las aerolíneas,*low cost*o tradicionales, se aferran a un futuro de vuelos a precios más baratos y operaciones con costes unitarios más reducidos.

    Pero no todas logran hacer magia en sus estructuras de costes, y algunas, incluso veteranas en la aviación, caen presas de la cada vez más feroz competencia*por ofrecer la mejor tarifa y pese a ello ser rentables. Air Berlin o esta misma semana la británica Monarch -con 50 años a sus espaldas, aunque primeriza en su aventura low cost-, entre otras, no han conseguido equilibrar sus balances.

    A la primera la dejó caer su principal accionista, Etihad, que optó por recuperar sus fondos tras años de pérdidas de la alemana, mientras que la segunda entró en la bancarrota incapaz de afrontar la presión «por los precios en el mercado del Mediterráneo, el incremento en el coste del combustible y la debilidad de la libra», según su actual administradora KPMG.

    Con Air Berlin, y Alitalia, al contrario que en el caso de Monarch, en el que el Gobierno británico decidió no intervenir, hay más en juego de lo que parece. Sus restos son ahora*la presa por la que han mostrado interés casi todas las aerolíneas*del panorama europeo. Y cuando los gobiernos intentan mantener la primacía de la compañía de casa en el propio campo*siempre hay claras favoritas, como Lufthansa.

    Sólo ella y la británica easyJet siguen en el juego por la germana. La ganadora de la puja por sus aviones, franjas horarias en los aeropuertos, tripulación y el hueco en las rutas se conocerá previsiblemente a finales de la próxima semana y*podría fortalecer a Lufthansa con más del 95% de las rutas regionales*en Alemania frente al 17% que tiene actualmente.

    Venza una u otra, el concurso por los restos de la finada Air Berlin pasarán a fortalecer a una compañía que fue su competencia directa: otra*low cost.*Y es que los activos que compre el grupo Lufthansa también sumarán para potenciar a su aerolínea Eurowings centrada en el bajo coste. Con ella pretende retomar el próximo verano*vuelos al otro lado del Atlántico, dejados hace 15 años, siguiendo la iniciativa de viajes a bajo coste de larga distancia emprendida por la noruega Norwegian.

    Por su parte, sólo un día después de suspender operaciones Monarch, easyJet ofrecía a su tripulación participar en la selección que tiene abierta para*incorporar a 500 auxiliares de vuelo en aeropuertos londinenses*y un número sin concretar de pilotos para fortalecer y ampliar su expansión por Europa, pues la aerolínea no tiene intención de «operar directamente el largo radio», confiesa Gándara. «Requiere más planificación y la capacidad de generar demanda adicional es menor».

    La lucha, al menos por las tripulaciones con experiencia está abiertamente declarada. Otra cosa es la ocupación de la que los resultados de las compañías dependen sin remedio hoy en día, y que se ha visto lastrada en ocasiones por los aumentos de capacidad en que han realizado.

    Hacia un nuevo modelo

    La última idea para mejorar la ocupación son las alianzas de alimentación, que permiten que compañías*low cost*que operan cortas y medias distancias nutran con sus pasajeros a las que operan las largas. En algunos casos obedecen a sinergias del grupo, como Vueling con Level; en otros sólo a pactos. También hay plataformas sin exclusividad (como la creada por easyJet en su alianza con Norwegian y otras aerolíneas pequeñas)*que posibilitan esos trasvases de pasajeros.

    Pero, ¿son las alianzas en el aire el modo de sobrevivir? Aún está por ver, aunque ayudarán. Lo que tiene claro el sector es que ha de tender irremediablemente hacia la consolidación aérea.

    Fuente:
    http://www.elmundo.es/economia/2017/...e048b4662.html
    Última edición por daniel_mallorca; 28/10/2017 a las 17:05

  2. #2
    Jaco23
    Registro
    18 feb, 12
    Ubicación
    LECB
    Mensajes
    1,228
    Buen artículo

    Portátil Acer 15,6'' Aspire E5-575G Intel Core i5-7200U y GTX950M


    Thrustmaster T Flight HOTAS Flight Stick


    Sony Cyber-SHOT DSC-HX300 - Cámara compacta de 20.4 MP (pantalla de 3", zoom óptico 50x, estabilizador óptico), negro

 

 

Temas Similares

  1. Respuestas: 0
    Último Mensaje: 03/12/2012, 14:04
  2. Low-cost: Grandes Aerolíneas: Deseando implantar el modelo Low Cost
    Por Aida en el foro Noticias
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 25/05/2012, 15:43
  3. Respuestas: 13
    Último Mensaje: 30/10/2010, 23:55
  4. asiento low cost
    Por ricarair en el foro Noticias
    Respuestas: 6
    Último Mensaje: 14/09/2010, 22:31
  5. Estudio económico de costes: aerolíneas low cost vs de bandera
    Por TUCKIE_JG52 en el foro Comercial / General
    Respuestas: 33
    Último Mensaje: 07/07/2009, 07:01

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •